Una apuesta segura: RIVAS FUTSAL

18.04.2018

Deporte y responsabilidad social corporativa: la jugada perfecta. Los españoles son, entre los europeos, los que manifiestan más interés por el deporte (Tabla 1), por lo que no debe extrañar que muchas empresas hayan optado por asociar su marca a esta práctica o a la imagen de un deportista. "Si hay dos elementos internacionalmente aceptados a nivel de comunicación y de buena predisposición por parte de los consumidores son el arte y el deporte".

Interés por el deporte

Son varios los atractivos que el deporte posee para las empresas: lleva implícitos unos valores con los que todas las empresas quieren asociarse; es un buen canal para desarrollar acción social; una excelente herramienta de salud, bienestar y motivación para sus empleados, y un perfecto escaparate que mueve masas y reporta visibilidad a la marca.

Sobradamente lo han comprobado empresas como el Banco Santander,que obtiene un retorno de cinco euros por cada uno invertido en el patrocinio - cincuenta millones de euros- a la escudería de Ferrari.

Por su parte, el BBVA ha logrado una audiencia superior a 800 millones de personas en 189 países con el patrocinio de la Liga de Primera División de Fútbol y de Segunda (Liga Adelante), correspondiente a una inversión de unos 23,5 millones de euros por temporada.

Sirva también como ejemplo Endesa. Con su patrocinio a la Liga ACB de baloncesto en España ha conseguido posicionarse entre los 15 primeros puestos del ranking del Instituto de Marketing y Opinión Pública(IMOP), que analiza el conocimiento de los patrocinios realizados por las empresas deportivas, codeándose con marcas eminentemente deportivas como Adidas o Nike.


En España, "cuando Rafa Nadal tuvo los problemas de rodilla y pasó en dos años de perder el Roland Garros a ganarlo contra el mismo contrincante, Banesto quiso asociarse a él con el concepto de resiliencia, es decir, la capacidad de superar todo tipo de adversidades.

Sin embargo, a pesar de ser numerosas las empresas españolas que utilizan el deporte para aumentar la notoriedad de su marca o reforzar algún atributo, se cuentan con los dedos de una mano aquellas que han conseguido integrarlo como parte de su estrategia de RSC. Sin negar la eficacia que pueden tener las acciones de patrocinio, por sí solas no contribuyen a reforzar el compromiso social de las compañías.

En el corazón de la empresa

Si el compromiso con el deporte o los valores deportivos de una compañía busca ser algo más que un spot publicitario debe intentar integrarse en la estrategia global de RSC, lo cual significa que cuanto más ayude a enriquecer la relación de la empresa con su entorno y los diferentes grupos de interés (stakeholders) mejor será para todos.

Como se puede ver, la alternativa no es optar entre el patrocinio o la RSC, sino integrar el patrocinio en la estrategia de RSC. Si a las acciones marketinianas se añade un elemento social, el combo es perfecto para las empresas (visibilidad y reputación) y el vínculo con los consumidores, más difícil de romper.

Rivas Futsal

Rivas Futsal, por su proyección, valores, área internacional y cantera se ha convertido en un valor seguro. En su segunda temporada en Segunda División se encuentra en puestos del play off con una posibilidad real de clasificación para los mismos. Por ello nuestra agencia 72 impactos se encuentra realizando el mayor de los esfuerzos para potenciar la capacidad económica del club y la obtención de los patrocinios suficientes para abordar la próxima temporada con la mayor de las garantías. Además, se incorpora a partir de la próxima temporada el proyecto de Rivas Futsal Femenino.

Los responsables de 72impactos están convencidos de la que la inversión en patrocinio deportivo ha ido en aumento debido sobre todo al auge del deporte español (tanto por triunfos obtenidos en los últimos años como por la popularización de la práctica del deporte en cualquiera de sus modalidades), lo cual ha mejorado sustancialmente la visibilidad de las marcas patrocinadoras y, por lo tanto, el retorno de su inversión en términos económicos.

El patrocinio deportivo siempre va ligado a unos objetivos estratégicos, lo cual conlleva que las modalidades de patrocinio deban ser estudiadas en cada caso. Por lo tanto, a la hora de invertir en patrocinio (deportivo o no) es importante para la empresa tener claros qué objetivos persigue, pudiendo así decidir, basándose en su estrategia empresarial, si patrocinar a un deportista, a una entidad deportiva o un evento deportivo. En este aspecto, 72impactos sabrán dirigir y encauzar las necesidades particulares de cada patrocinador.

Así los objetivos serán diferentes para una empresa u otra en función de lo que desee obtener como resultado: aumentar el conocimiento y la visibilidad de su marca en un mercado concreto (nuevo o no), desmarcarse de la competencia colocando a su marca en el "top of mind" del consumidor, posicionar la imagen de su marca asociándola a los valores del deporte con el fin de que esta imagen pública positiva influya en la decisión final de compra por parte de sus clientes.

Por último, no se debe olvidar la monitorización de la eficacia de cada una de esas acciones con el fin de evaluar finalmente el rendimiento de las mismas (el retorno de la inversión realizada). La definición previa de los objetivos permitirá a la empresa obtener también los KPIs (índices de medición) con los que conoceremos la eficacia de la inversión (el retorno), materia en la que nuestra agencia es especialista.

Por este motivo, la captación de patrocinadores para nuestra organización se ha convertido en una prioridad y en una posibilidad de alianza mutua.