Gen Rivas

21.04.2018

Cómo puede un club como el nuestro con un presupuesto modesto competir contra equipos que nos superan en muchos miles y desde una ciudad de 85.000 habitantes contra capitales de provincia, además de la capacidad de sus pabellones.

Pues parece que se está consiguiendo, tal y como está demostrando Rivas Futsal en las últimas temporadas y especialmente en ésta que a falta de cuatro jornadas cuenta con opciones a todo.

La presidencia del club parece que tiene claro cuál debe ser su modelo y eso pasa por dar sentido a todas las decisiones, tanto a las tomadas desde la junta directiva como desde la estructura deportiva, aún más desde la última remodelación del "stage", de la cocina ripense.

La cadena de montaje respeta todos los pasos y escalafones. Y arranca con la labor de scauting y ojeadores del club, que serán varias personas la próxima temporada de la mano de Jesús Camacho (Coordinador de Fútbol Base), que elevarán los informes a la secretaria técnica, con la aportación del entrenador de cada equipo y se analizan los pros y contras de todos.

La idea es que cada departamento no se entrometa en los roles de los otros, es decir, que cada uno aporta su opinión en virtud del interés general, todo ello para conseguir la profesionalización del club, algo que se demanda desde la propia Liga Nacional de Fútbol Sala y que resulta imprescindible si se desea estar en la élite del fútbol sala

La comisión deportiva determinará lo que se necesita reforzar, para pasar a su discusión, análisis deportivo y económico, con la aportación del secretario técnico (David Ramos), para la toma de la decisión final.

En este proceso, las decisiones son consensuadas y todos los profesionales que están en la cadena tienen opinión y se escucha a todos (Mario Rodríguez, Jesús Camacho y Juan Cazorla), interviene el Secretario Técnico que es quién tiene la última palabra si ésta fuera necesaria. Siempre pensando en la aportación y la calidad que sume al proyecto deportivo.

Con ello, el interés es seguir creciendo, seguir formando y competiendo, independientemente de los resultados que se obtengan.